| ENGLISH |
MENU

Panecillos Tostados

Hoy vamos a ser panaderos por un día. La elaboración de este producto es la base de la dieta mediterránea ya que posee casi todos los alimentos propios de ella como los cereales, leche o el aceite de oliva.... Para que nuestro pan sea relamenten espectacular debemos comprar aceite de oliva virgen extra y harina de trigo de calidad. Estos dos ingredientes son el verdadero secreto entre un buen pan y un pan exquisito. También puedes meter a los niños en la cocina, tocar, amasar y ensuciarse un poco les encanta. Pruebalo.

 

INGREDIENTES 

 

  1. 425 grs Harina de trigo
  2. 180 grs Leche entera
  3. 1 Huevo
  4. 6 grs Levadura fresca de panadero
  5. 45 grs Aceite Oliva Virgen Extra
  6. 5 grs Azúcar
  7. 10 grs Sal Marina
     
     
    ELABORACIÓN
     
     
  1. Pondremos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora. Seleccionamos el programa, sólo amasado que dura quince minutos. Después dejamos la masa descansar otros quince minutos y la volcamos sobre la mesa de trabajo
  2. Separamos porciones de 25 grs. Con la mano ahuecada, le damos forma de bolas.

  3. Una vez todas formadas (entre 25-27 piezas) las hacemos rodar de alante hacia atrás hasta darle la forma que queramos. Ovalada, alargada, cuadrada... Eso ya va en nuestros gustos o antojos

  4. Vamos dejando todos los panecillos en la bandeja del horno, con bastante separación entre ellos. Tienen que levar hasta que doblen volumen, con una hora fue suficiente. En invierno será algo más y si tu cocina es más calurosa que la mía, acortarás tiempo.

  5. Precalentamos el horno durante quince minutos a 250º. Introducimos los panes a media altura, durante diez minutos, y bajamos la temperatura a 210º. Esperamos a que estén fríos para cortarlos por la mitad.

  6. Volvemos a colocar los panes ya abiertos en la bandeja del horno y los hornearemos por segunda vez, durante quince minutos a 180º. Cuando los saques, déjalos sobre un paño de algodón o una rejilla. Tendrás que repetir la operación porque en una bandeja no te cabrán todos. Al haberlos partido por la mitad, hemos doblado la cantidad.

  7. Cuando los hayas tostado todos, apaga el horno, vuelve a colocarlos sobre la bandeja. Ya no hace falta que estén ordenados, vuélcalos sin importar que haya unos sobre otros. Déjalos dentro del horno hasta que esté frío, se terminará de tostar el interior de cada medio pan con el calor residual.

  8. Una vez listos... ¡a disfrutarlos! son un todo terreno y aguantan con todo lo que se te ocurra.

     

 

Compartir en:

Alta en Newsletter

He leido y acepto la política de privacidad

Visítanos en
Visítanos en Facebook     Visítanos en Twitter